Reducción de homicidios, nueva institucionalidad y trabajo mancomunado, éxitos de Defensa y Seguridad

La reducción de homicidios en más del 50 por ciento en relación a 2014 y en casi 17 puntos en comparación con 2016, así como la nueva institucionalidad y el trabajo mancomunado entre los operadores de justicia, forman parte de los importantes logros alcanzados por las Secretarías de Seguridad y Defensa.

También se destacan factores importantes como el establecimiento de escudos aéreos, terrestres y marítimos para contrarrestar el crimen organizado, la cooperación binacional con países como Guatemala y El Salvador, y la adquisición de equipo y tecnología para volver más eficaces las labores ejecutadas por el Estado en busca de la paz y la tranquilidad del país.

Todos estos factores fueron destacados hoy mediante el informe de Cierre y Transición de Gobierno de las Secretarías de Defensa y Seguridad, correspondiente a 2017, que fue presentado hoy en Casa de Gobierno, en el marco del proceso de rendición de cuentas que expondrán los Gabinetes Sectoriales a partir de este martes.

El viceministro de Seguridad, Luis Suazo, resaltó que uno de los importantes logros de la gestión del presidente Juan Orlando Hernández es el hecho de haber reducido las muertes por cada 100,000 habitantes en casi 17 puntos en 2017, en relación con el año 2016.

Sin embargo, “lo más notable es que cerramos 2017 con 42.8 muertes por cada 100,000 habitantes, un índice que Honduras no tenía desde 2006, cuando la tendencia empezó a subir, al grado de que si no se tomaban medidas, hubiesen sucedido más de 33,000 muertes en todos estos años”, apuntó Suazo al presentar el informe.

Destacó que las capturas de personas por cometer delitos se convirtió en otro de los puntos fuertes, ya que sólo en aprehensión de bandas se pasó de 321 en 2016 a 734 en 2017, lo que representa que se aumentó de 775 a 2,914 personas detenidas.

A lo anterior se agregan medidas para librar una lucha frontal contra el crimen organizado, el cierre de centros penales que se habían convertido en escuelas del crimen, el traslado de cabecillas de maras y pandillas a las cárceles de máxima seguridad, el combate del narcotráfico, las extradiciones de narcotraficantes a Estados Unidos y otros países, y la aprobación de un paquete de reformas penales a inicios de año, detalló Suazo.

Añadió que, como producto de las 3,791 muertes violentas registradas en 2017, el promedio de muertes diarias se redujo a 10.39, y esto significa que durante el 2017 se lograron salvar alrededor de cuatro vidas por día.

Nueva institucionalidad

El viceministro de Seguridad indicó que en las iniciativas orientadas a la reducción de la criminalidad se destacan la implementación del modelo nacional de servicio de Policía Comunitaria, así como la creación y funcionamiento de la Dirección Policial de Investigaciones.

Asimismo, destaca la ampliación del portafolio de servicios policiales, el fortalecimiento de la estructura de la fuerza policial, el empoderamiento de las autoridades locales y otros actores claves en la gestión de seguridad ciudadana y la creación de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

En cuanto a la reducción de la corrupción y el soborno, sobresale la creación del Centro de Credibilidad y Confianza Preventivo, orientado a evaluar aspirantes a ingresar a la carrera policial, así como a miembros activos de la Policía Nacional, lo cual complementa la política de anticorrupción que incluye controles internos para los policías, explicó Suazo.

El funcionario destacó, de igual manera, la suscripción del convenio entre el Gobierno de Honduras y la organización Transparencia Internacional, mediante el cual la Secretaría de Seguridad se comprometió a adoptar un plan de mejora como instrumento de planificación y administración de los recursos humanos, logísticos y financieros de la institución.

Resaltó también la mejora del servicio de prevención de accidentes, control y seguridad vial, así como las operaciones de apoyo a otras instituciones del sector público y privado que contribuyen a la creación de una cultura de paz y acción cívica.

Los escudos y los centros penales

Con el fin de contrarrestar amenazas externas, mencionó Suazo, se implementaron escudos aéreo, terrestre y marítimo; se fortaleció la cooperación binacional en operaciones fronterizas con los países vecinos (Guatemala, El Salvador y Nicaragua) y se mejoraron los controles migratorios para regular la entrada y salida de personas nacionales y extranjeras, así como su permanencia en el país.

También destacó Suazo la reforma penitenciaria, en la que se pueden señalar mejoras al sistema de custodia de los centros carcelarios, los procesos de rehabilitación y reeducación de las personas privadas de libertad y el aumento de las capacidades del servidor penitenciario.

Se priorizó la inversión en la mejora de recursos humanos, activos y equipamiento en las instituciones, así como la simplificación de varios procedimientos encaminados a una administración más eficaz.

Asimismo, se implementó desde 2014 un programa de fortalecimiento institucional en la Policía, orientado a la dignificación de la carrera policial a fin de mejorar las condiciones del servicio de esa institución a la comunidad.

De interés

Los logros en materia de Seguridad y Defensa fueron producto de medidas como las siguientes:

- Aprobación de paquetes de reformas a las leyes en el Congreso Nacional.

- Lucha frontal contra el narcotráfico.

- Extradición de criminales a Estados Unidos.

- Detención y capturas de cabecillas de maras y pandillas.

- Financiamiento de equipo con la Tasa de Seguridad Poblacional.

- Incautación de bienes.

Acciones precisas

- Coordinación institucional entre los operadores de justicia.

- Nueva institucionalidad.

- Nuevos centros penitenciarios de máxima seguridad.

- Estrategia de traslado de privados de libertad más peligrosos.

- Incautación de bienes.