25

Convivienda: Construyendo mejores viviendas para familias hondureñas se generarán miles de empleos

 06 February 2018

 

Tegucigalpa, 6 de febrero. “Tener su propia casa le da dignidad a la gente y esperanza de que le heredará a sus hijos algo seguro".

 

Estas palabras del presidente Juan Orlando Hernández se cumplen en la vida de don Carlos Bonilla, el primero en tener su casa en la colonia Los Tulipanes, gracias a la facilidad de financiamiento que da el Gobierno a través de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda).

Las viviendas que el Gobierno construyó en esa colonia de Villanueva (Cortés) dignifican la vida de don Carlos, su esposa y sus dos hijas, así como la de sus otros vecinos.

El proyecto también ha tenido un impacto en la vida de las personas que trabajaron en la edificación de las casas, pues gracias a ese empleo obtuvieron ingresos económicos; con esa labor, las frías paredes de bloque se convirtieron en el hogar de 140 familias.

"Estoy agradecido con el presidente Hernández, porque ya no seguiré pagando 4,000 lempiras de alquiler, sino que lo invertiré en mi propia vivienda", dijo don Carlos durante una reciente visita del gobernante al proyecto.

Las iniciativas impulsadas por el Gobierno en el sector construcción permitieron que éste se convirtiera en una de las actividades que más empleos han generado en los últimos cuatro años.

Empleos dignos

Los registros de Convivienda, entidad encargada de la formulación de políticas y programas en materia de vivienda social, indican que la ejecución de ocho proyectos habitacionales, incluyendo Los Tulipanes, cambiaron directamente la vida de 24,210 familias, entre propietarias de las casas y las que obtuvieron empleo en su construcción.

De ese total, 4,742 familias son las que hoy viven sin pagar alquiler en casas incómodas y que ahora tienen un hogar digno.

Las restantes 19,468 son familias cuyos jefes de hogar trabajaron en la edificación de las casas.

“Estoy contenta, emocionada, y no sé cómo definir este momento, pues he esperado por 29 años para tener mi propia casa”, dijo Ilsy Soraya, una hondureña que trabaja en el sector maquila en Santa Bárbara, donde se ejecuta Green Valley, otro de los ocho proyectos habitacionales.

En la región noroccidental, la cartera de complejos residenciales incluye 3,812 nuevas viviendas y la generación de 15,248 plazas laborales.

Otros complejos residenciales que ya están habitados son los construidos en Tegucigalpa: Villa Foresta y María Mercedes. Entre ambos generaron 3,660 plazas laborales y elevaron el parque habitacional en la capital en 790 unidades.

La mayoría de casas de estos ocho complejos están habitadas; en otras, como la María Mercedes, aunque está en ejecución todas las viviendas ya están vendidas.

 

Apoyo gubernamental

El apoyo que otorga la Administración Hernández por medio de Convivienda se realiza a través de bonos, que en el caso de que se otorgue a familias pobres y de clase media se realizan mediante desembolsos que van desde 40,000 hasta 110,000 lempiras.

También se realiza a través de incentivos para el desarrollador de vivienda social, el cual consiste en un desembolso de 90,000 lempiras por casa construida a tres años de plazo, sin interés; esto permite que estos proyectos mantengan un inventario de viviendas disponible para la venta.

Para llegar a más familias, el presidente Hernández anunció recientemente nuevas políticas de vivienda que tienen como objetivo alcanzar la equidad en todos los sectores, que van desde las familias de extrema pobreza hasta las familias que tienen ingresos de cuatro salarios mínimos en adelante y que consisten en una nueva tasa de interés para vivienda media del 9.7%.

Asimismo, entre las nuevas acciones se incluye que el bono habitacional para los operadores de justicia sea de hasta 130,000 lempiras.

 

Fuerza de Tarea

La construcción de viviendas es una de las plataformas que permitirá que a corto plazo la Fuerza de Tarea de Empleos y Oportunidades genere puestos de trabajo, como parte del “Nuevo Trato” propuesto a los hondureños por el presidente Hernández para su segundo periodo (2018-2022).

Son al menos 20,000 los empleos que se promoverán en tres meses, según las instrucciones giradas por el mandatario, y que con la ejecución de tres nuevos proyectos habitacionales en Tegucigalpa, Cortés y Quimistán afianzará la generación de empleo a través de la construcción viviendas.

 

26

1,046 operadores de justicia accederán al proyecto habitacional Praderas Dignas

 05 February 2018

 

Tegucigalpa, 5 de febrero. Un total de 1,046 operadores de justicia serán los primeros beneficiarios del proyecto habitacional Praderas Dignas que fue presentado hoy por el presidente Juan Orlando Hernández.

Este complejo habitacional, que está ubicado en el sector de El Tizatillo, salida a la carretera del sur, va dirigido a miembros de las Fuerzas Armadas, policías, jueces, fiscales, bomberos y empleado del Sistema de Emergencias 911.

El proyecto contará con calles pavimentadas, casas con estacionamiento, sala comedor, cocina, cuartos, baños, acabados con cielo falso, pisos de concreto o terrazo gris, muebles de cocina de concreto y sanitarios.

El costo aproximado, considerando un bono de 100,000 a 130,000 lempiras y con el beneficio de prima gratis, será de 462,500 a 655,500 lempiras.

 

Un ameno diálogo

Luego de realizar un recorrido por la vivienda modelo con varios de los beneficiarios del proyecto habitacional, el presidente Hernández sostuvo un ameno diálogo con todos los que asistieron al lanzamiento.

“Estoy contento, pues ha sido una lucha compleja para lograr lo que va a ser un gran salto para la sociedad hondureña y en particular para los que arriesgan sus vidas por los demás, como son los policías, bomberos, militares, los que trabajan en el 911, fiscales y jueces”, dijo como introducción el presidente Hernández.

Agregó que “nos interesa el bienestar social de cada uno de los operadores de justicia”.

En representación de los policías, el comisionado Leonel Sauceda agradeció al presidente Hernández por lo que él considera “un gran proyecto para nuestros compañeros policías”.

Confió que desde hace más de 25 años los policías venían pensando y teniendo esta idea que nunca se había concretado; “qué bien que usted (presidente Hernández) a través del IPM está haciendo posible este proyecto”.

“Algo que les va agradar a los policías es que ya no van a pagar una prima de 20,000 o 25,000 lempiras y que eso lo va a absorber el Gobierno y quienes están desarrollando el proyecto y que también ya no van a pagar gastos de cierre”, dijo.

“Ese no será un costo para todos los que tendrán acceso a ese proyecto”, agregó.

Por su parte, el bombero Josué Vargas alabó la oportunidad de que sus compañeros puedan obtener una vivienda.

“Estamos muy agradecidos, esto ha sido un sueño”, pues llevan “mucho tiempo pagando alquiler”, indicó.

Reconoció que antes solo eran promesas, pero hoy en una realidad; “se puede palpar y ser partícipes de este proyecto. Gracias, señor presidente Hernández, por hacer realidad este sueño”.

El presidente Hernández reiteró que el proyecto de vivienda social y vivienda media iniciará con una inversión estatal de 1,600 millones de lempiras para construir 10,000 viviendas en los próximos años.

En su intervención, el comisionado presidente de Convivienda, Sergio Amaya, confirmó que la tasa de 9.7 por ciento en el esquema de financiamiento es algo que no se ha visto en el país, aunque podría ser menor (8.7 por ciento) con el bono.

 

27

Afirma presidente Hernández: Proyecto habitacional Praderas Dignas es un gran salto para muchos hondureños

 05 February 2018

Tegucigalpa, 5 de febrero.- “Hemos llegado al lugar donde queríamos llegar, para iniciar lo que será un gran salto en lo que corresponde a la dignidad de la vida de muchos hondureños, particularmente los que le sirven de manera especial y que muchas veces tienen que arriesgar su vida por el resto de nosotros”, afirmó hoy el presidente Juan Orlando Hernández.

Lo anterior lo expresó el gobernante en la presentación del proyecto habitacional Praderas Dignas, en esta capital, el cual contará en su primera etapa con 1,046 viviendas dignas, con financiamiento especial para funcionarios que laboran en instituciones relacionadas con seguridad y justicia, como la Policía, las Fuerzas Armadas, los jueces y fiscales, entre otros.

Una lucha de tres años

“Estoy contento porque después de un largo camino de casi tres años, después de una fuerte y compleja lucha, y después de desenredar esa difícil madeja de trámites dentro del Gobierno, pero también la dificultad en la misma banca privada y en las cooperativas, finalmente llegamos a feliz término con este proyecto”, expresó Hernández.

Para concretar lo anterior, Hernández reveló que se tuvo que revisar la regulación con la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

“Me he encontrado con que la mayoría de los bomberos no tiene casa, y los que tienen es porque alquilan y otros tienen que vivir con sus padres o arrimaditos, pero cada quien quiere tener lo propio”, reconoció el gobernante.

“De igual manera los del 911 que también arriesgan, están sometidos a un nivel de vida bastante peligroso, a los de Copeco, los policías, los militares y también hemos tratado de incluir a fiscales y jueces, ya que lo que une a todos estos servidores públicos es un servicio especial a la patria, en momentos muy difíciles que hemos vivido en los últimos 10 ó 15 años”, agregó.

Injusto que Estado no les garantice seguridad

“El esfuerzo que hemos hecho hoy nos permite, gracias a ustedes, servidores públicos de la parte de seguridad y justicia, bajar de 90 a 42 muertes por cada 100,000 habitantes, por lo que no es justo lo que les pasa a muchos policías que viven en zonas peligrosas, desde donde operan los grupos delincuenciales”, señaló.

En ese sentido, añadió que “no puede ser que el propio Estado no le proporcione a su agente de seguridad, la seguridad para él y su familia, y lo mismo está pasando con los militares que tienen que andar en las calles patrullando, y en esa ruta están los jueces, los fiscales y todos los demás”.

El mandatario cuestionó que sea el propio sistema el que excluya a estos servidores para obtener su propia casa y que prácticamente los obligue a alquilar y pagar cuotas iguales o mayores a lo que pagarían por su propia vivienda, en un proyecto como el presentado este lunes.

“Cuando usted está pagando alquiler no está pagando lo suyo; yo quiero que usted tenga lo propio, si usted ha pagado 10 años de alquiler, ya llevara pagado, en una ruta de 20 años, la mitad de su propia vivienda, pudiéndola ampliar en el futuro”, prosiguió.

Reactivación de la economía

Hernández dijo que con esto se está mandando un mensaje claro de reactivación de la economía, ya que sólo en este proyecto de poco más de 1,000 viviendas se generarán al menos 4,000 empleos directos, más los indirectos.

“Ayúdenme a que el resto de los hondureños sientan que sí pueden tener su propia casa, porque tenemos la facilidad de 110,000 lempiras en bono directo que le da el Gobierno a la familia que califique, entre uno y dos salarios mínimos, para que también tengan su casa”, pidió el gobernante a los primeros beneficiados.

“Yo lo que pretendo es que esto lo veamos en las principales ciudades del país, porque eso nos va a generar más empleo”, compartió.

El presidente recordó que son tres los sectores que están levantando la economía: el agro, el turismo y la construcción, “en donde hemos hecho mucha inversión en obra pública como carreteras, aeropuertos, puentes, porque vamos a convertirnos en el Centro Logístico de Centroamérica, pero también la construcción de viviendas”, explicó.

“Lo anterior genera empleo porque el albañil, el electricista, el ingeniero, el arquitecto, el obrero, está trabajando”, expuso.

“A los constructores les digo: les hemos tomado la palabra durante tres años; hemos ido revisando paso a paso y hemos ido cambiando ciertas cosas, tenemos una alianza a punto de firmarse con los bancos porque el interés de los préstamos para estas viviendas está calculado a 9.70”, detalló el gobernante.

“Pero podemos llegar-continuó- a bajar la tasa de interés a 8.70, que en el largo plazo ustedes notarán cómo ese dinero les sirve para otra cosas”.

Tratamiento espectacular

El presidente Hernández manifestó además que “Dios es tan grande que está haciendo que lleguemos a acuerdos con estos banqueros que nunca creí que íbamos a llegar”.

Los banqueros ganarán con el volumen y las condiciones que “nos están dando para este sistema de vivienda, son espectaculares; yo creo que será un gran aporte de la banca hondureña a los que no tenían acceso a vivienda”, reconoció.

“Yo en otras cosas los he criticado a los banqueros, pero en esto tengo que reconocer que me han impresionado gratamente y así tenemos que construir la nueva Honduras”, confesó.

Viene vivienda fiscal

El titular del Ejecutivo dijo que la mano de obra debe ser capacitada y profesionalizada debido a la cantidad de proyectos que vienen en el país, porque se masificarán a lo largo y ancho del territorio nacional.

Asimismo, detalló que el Instituto del Previsión Militar está analizando el modelo de la vivienda fiscal, la cual consiste en un conjunto de edificios donde se va a poder tener acceso a alquilar a un buen precio, y parte de esta renta servirá como un ahorro para que, después de cierto tiempo, ese dinero sirva para la casa propia.

La vivienda fiscal le pertenecerá al Estado, para brindarle facilidades al servidor público en temas de justicia y seguridad y estarán ubicadas en zonas seguras, en las principales ciudades del país, donde el funcionario vivirá con su familia, en condiciones que no tendrá en ningún otro lugar, puntualizó el presidente Hernández.

 

28

Operadores de justicia dejarán de pagar alquiler y tendrán sus propias viviendas en Praderas Dignas

 05 February 2018

 

Tegucigalpa, 5 de febrero. “Ya no vamos a pagar alquiler, tendremos nuestra propia casa”, es la frase que expresaron hoy los operadores de justicia que serán beneficiados con “Praderas Dignas”, un proyecto habitacional ubicado en el sector de El Tizatillo, salida a la carretera del sur, en Tegucigalpa.

En la primera etapa contará con mil 46 viviendas que estarán a disposición de miembros de las Fuerzas Armadas, policías, bomberos, empleados del Sistema de Emergencia 911, jueces y fiscales.

Es un proyecto inédito dirigido a aquellos que, por la naturaleza de sus trabajos, arriesgan la vida.

En la casa modelo de lo que será el proyecto habitacional “Praderas Dignas”, varios de los beneficiarios dialogaron con el presidente Juan Orlando Hernández, quien los escuchó detenidamente y conoció la historia de vida de los que hoy aspiran a su propia vivienda.

“Soy una mujer soltera, vivo sola y rento un apartamento por 3,700 lempiras en la colonia Los Llanos”, le confió al presidente la joven Keterine Arita, que labora para el Instituto de Previsión Militar (IPM).

Pero hoy Arita estaba feliz y dijo contar los días para poder habitar su propia casa, pagando 2,700 lempiras mensuales, una cuota que la considera factible.

“Este proyecto seguro me cambiará la vida”, dijo, mientras el presidente la escuchaba detenidamente.

“Es justo que ustedes tengan su propia vivienda, que dejen de pagar en alquiler. Es una manera de darles las gracias por los sacrificios que ustedes hacen por el pueblo hondureño”, les respondió el presidente.

Para los operadores de justicia que dudan del proyecto habitacional, Keterine les asegura que “es una realidad y es por eso que los motivo a todos a que comencemos a hacer esos trámites, no es nada engorroso y eso es lo bonito”.

Siete años de pagar alquiler

El agente de policía, Darwin Pineda, le contó al presidente Hernández que tiene siete años de estar alquilando en Tegucigalpa y hoy más que nunca –expresa- aspira a tener su propia vivienda.

Pineda detalló que solo de alquiler de vivienda paga 4,200 lempiras y 800 lempiras entre agua y luz, sumando un total de 5,000 lempiras.

“La cuestión es que a mí me salen 5,500 lempiras, sin contar con la comida de mis hijos, la leche y muchas otras cosas más”, siguió contando.

“Creo que nunca se había dado estas oportunidades, en donde nosotros los policías logremos tener estos beneficios de una vivienda”, destacó.

El agente de policía Pineda insistió que aspira a tener una casa de tres cuartos, pensando en sus hijos.

Destacó que en este proyecto que promueve el gobierno del presidente Hernández “hay una accesibilidad de pago, me va a salir como en 4,600 lempiras la cuota, mucho más bajo de lo que pago y pagando algo propio”.

Finalizó diciendo que se ve muy largo a pagar la casa en 20 años, pero –añadió- el tiempo pasa rápido.

El bombero, Júnior Velásquez, dijo tomar con agrado la oportunidad que se les presenta de acceder a su propia vivienda a través del proyecto habitacional “Praderas Dignas”.

Reconoció que no es fácil adquirir una casa en estos tiempos. “En mi caso yo vivo con mis padres, no alquilo todavía pero no es muy fácil adquirir un terreno y ya que está esta oportunidad hay que aprovecharla”.

Aceptó que por muchos años se venía hablando de este tipo de proyectos, específicamente para los bomberos, pero celebra que hoy es una realidad.

“Al presidente Hernández le digo gracias por el proyecto y más por el bono de 110,000 lempiras que va a dar como prima para la adquisición de la vivienda”, añadió.

“Estoy muy entusiasmado por este proyecto y ya quisiera vivir en una de las viviendas”, concluyó.

 

Frases

“Estamos muy contentos miembros de Fuerzas Armadas, Policía Nacional, el Instituto de Previsión Militar con esta oportunidad que se nos está brindando de poder adquirir nuestra vivienda a cuotas accesibles y que fueron diseñadas exclusivamente para nosotros, personas con ingresos medios”. Paola Gallegas, labora en el IPM.

“Se nos presenta una gran oportunidad de obtener nuestra propia vivienda, porque las cuotas son bajas, accesibles y tenemos la oportunidad de poder pagarlas. La cuota no nos afecta el salario y es una gran oportunidad que estoy aprovechando”. Erick Joel Domínguez, labora en el Departamento de Ingeniería de IPM.

“Las expectativas son muy buena porque nos están dando a los policías y particularmente de la escala básica de poder obtener nuestra propia vivienda. Es una vivienda digna y reúne las comodidades que uno necesita para la seguridad de nuestros hijos. Actualmente vivo con mi madre”. Agente de policía Raiza Ascony Palma.

 

29

A precios accesibles: Construirán 1,046 viviendas para operadores de justicia

 05 February 2018

Tegucigalpa, 4 de febrero. A un costo de unos 653 millones de lempiras arrancará en los próximos días el Proyecto Habitacional “Praderas Dignas”, ubicado en la zona sur de la capital, al cual tendrán acceso miembros de las Fuerzas Armadas, policías, jueces, fiscales, bomberos y empleados del Sistema 911.

El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, presentará este lunes 5 de febrero este proyecto que se edificará en la zona de El Tizatillo, a diez minutos de la capital.

En la primera etapa se construirán 1,046 viviendas, lo que permitirá dar empleo a unas 5,000 personas en el proceso de edificación.

El proyecto incluye circuito cerrado, calles pavimentadas, casas con estacionamientos, sala comedor, cocina, cuartos, baños, acabados con cielo falso, piso de concreto o terrazo gris, mueble de cocina de concreto y sanitarios.

Se comercializarán tres tipos de viviendas, cuyos costos dependerán de la cantidad de dormitorios y la inclusión de acabados (uno, dos y tres dormitorios con o sin acabados).

Costos

Los costos aproximados, considerando un bono de 100,000 a 130,000 lempiras y con el beneficio de prima gratis, serán entre 452,500 y 655,500 lempiras.

El proyecto es una iniciativa del presidente Hernández, quien busca darle acceso a vivienda a las personas que trabajan en labores de riesgo al exponer su vida a diario para brindarles seguridad a los hondureños.

Esta situación de riesgo pone a los operadores de seguridad y justicia en condiciones desfavorables en la banca, ya que no suelen ser objeto de crédito.

Mediante esta iniciativa, estos hondureños que a diario arriesgan sus vidas defendiendo a la población ahora sí podrán acceder a los financiamientos a través del Régimen de Riesgos Especiales del Instituto de Previsión Militar (IPM) y de Banhprovi.

Con este nuevo proyecto habitacional miles de hondureños dejarán de alquilar y podrán comprar su propia casa por una cuota inferior a la que pagan hoy por algo que no es de ellos, de manera que esta es una buena noticia para todos los operadores de justicia que podrán tener acceso a una vivienda digna.

El presidente Hernández anunció hace unos días que el proyecto de Vivienda Social y Vivienda Media iniciará con una inversión estatal de 1,600 millones de lempiras para construir 10,000 viviendas en los próximos años, de tal manera que se tendrán oportunidades de empleo y de vivienda para muchos sectores.

“Vamos a ir integrando a la sociedad bajo este esquema, desde las personas que devengan un salario mínimo, dos y hasta seis” tendrán esa opción, dijo días atrás el presidente Hernández.

El financiamiento estará disponible para operadores de justicia e instituciones de socorro, y se espera que en menos de tres años el proyecto habitacional Residencial “Praderas Dignas” esté concluido.

Bajas tasas

El presidente Hernández, principal promotor de la iniciativa de vivienda social y media, en su momento dijo que “en muchos casos la gente, por ejemplo, puede obtener el beneficio de pagar una cuota menor, o un poquito más a lo que la familia paga por concepto de alquiler, y eso algo que no se había visto en el país".

"Estamos incluyendo a las familias pobres que no han tenido esa oportunidad, con ingresos bajos y a tasas preferenciales" –añadió Hernández- y además “de obtener una gran generación de empleo en el país, vamos a dinamizar la economía, que es lo que estamos buscando".

Con la nueva iniciativa, por ejemplo, el Gobierno de la República ofrecerá por medio de Convivienda bonos de hasta 130,000 lempiras, para los operadores de justicia, y en el caso de las familias pobres y de clase media, los desembolsos pasan de 40,000, 50,000, 60,000 y 90,000 lempiras hasta 100,000 y 110,000 lempiras.

Sin embargo, el paquete de beneficios contempla otros aportes para los hondureños. El comisionado presidente de Convivienda, Sergio Amaya, confirmó que "la tasa de 9.7% en los esquemas de financiamiento es algo que no se ha visto en el país, aunque podría ser menor con el bono”.

A lo anterior se suma que “los precios de vivienda igual resultarán muy interesantes para los ciudadanos y para los desarrolladores de proyectos, por cuanto aquí se busca que toda la población pueda tener acceso a los bonos", dijo Amaya.