7

Reformará la ley: RAP busca que sus afiliados accedan al programa de vivienda del Gobierno

02 April 2018

 

Tegucigalpa, 1 de abril. El Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) reformará su ley interna, para que sus afiliados puedan acceder al programa de vivienda social impulsado por el Gobierno, que otorga una tasa preferencial del 8.7%.

Así lo informó la presidenta de la junta directiva del RAP, Tetey Martínez, luego de recordar que “nos reunimos con la comisión de dictamen de la Ley Marco de Vivienda que incluye todas esas facilidades habitacionales”.

“Vamos a proceder a realizar algunas reformas a la ley del RAP para que nuestros afiliados puedan acceder a esos subsidios que otorga el Gobierno a través de la tasa de interés o en efectivo”, subrayó la funcionaria.

Fabulosa

Martìnez expresó que “creo que es una iniciativa fabulosa del presidente Juan Orlando Hernández y la aplaudimos, y procuraremos que nuestros afiliados puedan gozar de esos beneficios".

“La idea es que los afiliados del RAP reciban la misma tasa preferencial, con la que se subsidia un 3 o 4%, y el bono depende de los ingresos de cada persona”, definió.

Insistió en que es una iniciativa muy buena, “por lo que espero que todos los compatriotas la sepan aprovechar”.

Programa de vivienda

Aplican a la vivienda social familias con ingresos de hasta cuatro salarios mínimos, para soluciones con un techo máximo de 800,000 lempiras.

También aplican a la vivienda clase media familias con ingresos superiores a cuatro salarios mínimos para soluciones de 2.2 millones de lempiras máximo.

Los bonos para viviendas unifamiliares van desde 90,000 a 110,000 lempiras.

Para viviendas multifamiliares entre 140,000 y 220,000 lempiras. Hay 1,600 millones de lempiras anuales para ello.

Las familias de ingresos medios obtendrán sus financiamientos a tasa de 8.7% y la prima se ha fijado en 10%.

Prestamitos

Por otra parte, Tetey Martínez informó que las expectativas son bastante altas, “pues siempre queremos seguir con nuestro producto estrella que son los ‘prestamitos’”.

Esos son aquellos préstamos personales que los afiliados pueden gestionar y que cubren hasta el 80% de sus aportaciones, señaló

Martìnez explicó que esos “prestamitos” pueden ser para consolidar deudas- en especial para las personas que tienen problemas con las tarjetas de crédito- cobertura por enfermedad, gastos para educación y en general para financiar el consumo.

Lo máximo que se puede prestar es de acuerdo al monto de las aportaciones, es decir hasta un 80% a un plazo de tres años- lo que se está viendo la posibilidad de ampliarlo- y las tasas de interés oscilan entre un 10 y 14%, según los ingresos del aportante, explicó.

De igual manera dijo que la entrega de excedentes continúa y este mes las personas que tienen una edad comprendida entre 52 y 55 años pueden ir retirándolos y de hecho muchos lo han hecho ya.

“En la entrega de todos los excedentes se ha demostrado la transparencia con la que actúa el RAP”, afirmó.

“Los afiliados se pueden acercar a nuestras oficinas o a las agencias de Banrural con el que tenemos una alianza estratégica, para realizar el proceso de retiro de esos fondos”, concluyó.

Datos de interés:

Programa de vivienda:

-Aplican a la vivienda social familias con ingresos de hasta cuatro salarios mínimos, para soluciones con un techo máximo de 800,000 lempiras.

-Aplican a la vivienda clase media, familias con ingresos superiores a cuatro salarios mínimos para soluciones de 2.2 millones de lempiras máximo.

-Los bonos para viviendas unifamiliares van desde 90,000 a 110,000 lempiras.

Los bonos para viviendas multifamiliares entre 140,000 y 220,000 lempiras.

-Las familias de ingresos medios obtendrán su financiamiento a tasa de 8.7% y la prima se ha fijado en 10%.

 

8

Wilfredo Cerrato: Estabilidad macroeconómica permite impulsar agresiva política de vivienda

18 March 2018

Aporte del gobierno para cada familia es el fruto de tener una economía sana y ordenada

 

Tegucigalpa, 18 de marzo. La estabilidad macroeconómica del país es lo que permite al gobierno impulsar una agresiva política de vivienda para familias de ingresos bajos y medios.

Lo anterior lo manifestó el presidente del Banco Central, Wilfredo Cerrato, quien aseguró que esta es una oportunidad histórica que debe aprovechar cada familia.

Cerrato contó que muchas familias han estado esperando esta oportunidad de obtener bonos o una tasa histórica de 8.7% y por tanto, ni la banca privada ni pública debe atrasar o burocratizar los trámites.

Explicó que producto de la negociación, los bancos aceptaron bajar la tasa a 12%, pero el cliente solo pagará el 8.7% porque el gobierno hará un aporte de 3.3% durante siete años.

Se espera financiar alrededor de 2 mil viviendas de clase media cada año.

El gobierno del presidente Juan Orlando Hernández ha dispuesto un fondo de mil 600 millones de lempiras para financiar este programa que hará realidad el sueño de ser dueño.

“El banco privado pone los recursos y dará los préstamos a una tasa del 12% anual, crédito que ellos aprueben de inmediato el gobierno subsidiará pero al cliente”, señaló.

“El incentivo para la banca está en que siempre van a prestar al 12% nada más que una parte la pagará el gobierno y la otra el cliente”, explicó.

“Entonces, como la cuota le bajará al cliente casi el 20%, más personas van a llegar a los bancos y ahí es donde a estos les irá bien porque tendrán más volumen que créditos y con eso llegará el dinero”, expresó.

Disciplina fiscal

“Nosotros como gobierno y gracias a la disciplina fiscal tenemos los recursos para otorgar el subsidio y generar a través del sector constructor más empleo”, agregó.

“Eso nos ha permitido crecer el año anterior en el sector agrícola en un 10% y el sector construcción en 4.1%, precisó.

Las familias de bajos ingresos pueden acceder a una vivienda de hasta 800 mil lempiras.

En tanto las familias de ingresos medios, las que perciben hasta 57 mil lempiras mensuales, pueden obtener una vivienda de hasta 2.2 millones de lempiras.

Si una familia de clase media compra una casa de 1.5 millones de lempiras, con esa tasa del 8.7% pagará una mensualidad de 11 mil 867 lempiras.

Si se pagara ese mismo préstamo de 1.5 millones a tasa real del 12.5%, la mensualidad sería de 15 mil 95 lempiras.

Eso representa un ahorro de 3 mil 508 lempiras mensuales, dinero que cada familia podrá destinar a salid, educación y alimentación.

Datos importantes:

Programa Vivienda Ingresos Medios:

-Tasa de interés 8.7%

-Aporte gobierno 3.3%

-Techo L. 2.2 millones

-Ingreso Familiar (Mensual) L.57 mil

-Familias a beneficiar 2,000 por año

 

9

Afirman la Ahiba y la Chico: Proyectos habitacionales tienen el total apoyo de banca e industria de la construcción

15 March 2018

 

Estos beneficios otorgados por el Gobierno nunca se habían visto en Honduras, reconoce la Chico.

 

Tegucigalpa, 15 de marzo. Los proyectos habitacionales impulsados por el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández cuentan con el total apoyo de la banca privada nacional, pues son de gran beneficio para la gente.

Jorge Salomón, ejecutivo de la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba), respaldó de esa manera el programa de vivienda social y de clase media que la Presidencia de la República pone al alcance de la población hondureña.

En ese sentido, Salomón dijo que “los bancos ya están listos; precisamente hay una reunión ahora en San Pedro Sula con todos los miembros de la Ahiba para afinar detalles”.

“Estamos en un momento de país en el cual se está haciendo diferencias”, comentó el ejecutivo tras admitir que la tasa ofrecida con el aporte del Gobierno es histórica.

La tasa de mercado para viviendas de hasta 2.2 millones de lempiras era de 12%, pero gracias al aporte de 3.3% del Gobierno, el beneficiario sólo pagará 8.7% por siete años.

Este aporte significará un ahorro mensual de más de 5,000 lempiras para cada familia.

“Creo que (con) el hecho de haber trabajado en equipo apoyando este proyecto, que ha ido avanzando poco a poco, se ha logrado que ya esté llegando a su madurez”, agregó.

“Insto a la población a que aproveche este beneficio y se haga de su vivienda pues esto marcará el futuro de Honduras”, vaticinó el banquero.

“Existe toda la buena voluntad por parte del Gobierno, desarrolladores, constructores y la Ahiba para que este programa sea un éxito”, garantizó.

Los próximos tres años serán muy prósperos para Honduras, “pues este proyecto es una excelente herramienta para que la economía crezca como todos queremos”, vaticinó.

Alineados

Por su parte, Gustavo Boquín, vicepresidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) sugirió a la familia "comprar su casa, no un aparato de televisión que en breve será obsoleto. Una vivienda casi es para siempre".

“Todos nos hemos alineado: Gobierno, banca privada y constructores, para que la gente se haga de su vivienda”, dijo.

“Los proyectos de vivienda se pueden cristalizar, gracias a que ahora ya hay un orden en el Gobierno y vamos para adelante”, planteó.

Datos importantes:

Programa Vivienda Ingresos medios

  • Tasa de interés 8.7%
  • Aporte Gobierno 3.3%
  • Techo L.2.2 millones
  • Ingreso Familia (mensual) L.57.000
  • Familias a beneficiar 2,000 por año

 

10

Mensualidad para vivienda: Hasta 5,145 lempiras podrá ahorrarse al mes una familia con ingreso medio

15 March 2018

 

La tasa de 8.7% para viviendas de hasta 2.2 millones de lempiras será posible gracias al aporte del Gobierno de 3.3%

 

Tegucigalpa, 15 de marzo. Este Gobierno le ha dado un enfoque serio y eficaz al tema de la vivienda, por lo que es momento para que cada familia hondureña tome su llave y abra las puertas de su propio hogar.

El titular de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda), Sergio Amaya, destacó hoy de esa manera los proyectos habitacionales impulsados por la actual administración, presidida por el mandatario Juan Orlando Hernández.

“Nuestro mensaje a la población es que esta es la oportunidad histórica de alcanzar el sueño de ser el dueño de su propia vivienda y dejar de alquilar”, dijo.

“La vivienda es uno de los mayores dignificantes que anhela una familia, le levanta la autoestima y le genera mucha esperanza”, expresó.

Amaya recalcó que “estamos seguros de que vamos a seguir trabajando fuerte con la banca y la empresa privada para que cada familia sea dueña de su propia casa”.

“Esto no es nada político porque es el sector privado el que construye, promueve y vende las viviendas”, aclaró el funcionario este jueves en un foro televisual.

“Estamos tratando para que los trámites sean de la manera más expedita e incluso se ha creado un comité para la facilitación de trámites integrado por todas las instituciones del Gobierno que tienen que ver con la vivienda”, reveló.

Novedoso

El titular de Convivienda admitió que en los cuatro años anteriores “nos enfocamos en las familias de cuatro salarios mínimos para abajo”.

“Habíamos descuidado las familias de ingresos medios, que son sumamente importantes dentro de la economía y política del país. Es decir, es la base que sostiene la economía de la nación”, destacó.

Amaya detalló que “lo novedoso es que estamos creando un programa sumamente agresivo, pero sencillo, a fin de alcanzar a las familias que puedan adquirir una vivienda cuyo costo llegue a los 2.2 millones de lempiras, con una tasa de 8.7% de interés anual”.

Esta histórica tasa es posible gracias a un aporte que hará el Gobierno, de 3.3% en cada mensualidad, durante los primeros siete años del crédito.

“Esa fórmula simple hace que la cuota baje un 30% de lo que podrían estar pagando en una tasa de interés comercial”, indicó.

Primer ejemplo

Una familia de ingresos medios (57,000 lempiras al mes) que adquiere una vivienda de 2.2 millones de lempiras, actualmente paga una tasa de mercado de 12.56%, es decir, mensualidad de 22,579 lempiras.

Con la nueva tasa de 8.7% se pagará 17,434 lempiras, es decir, 5,145 lempiras menos.

Segundo ejemplo

Si en este momento una familia compra una casa de 1.5 millones a una tasa de mercado de 12.5%, debe pagar una cuota mensual de 15,395 lempiras.

“Pero con el aporte del Estado, del 3.3% a la tasa de interés, la cuota bajaría a 11,887 lempiras mensuales”, señaló Amaya.

Quiere decir, explicó, que “estaríamos generando un ahorro para cada familia de 3,508 lempiras, que es básicamente el aporte mensual que estaría poniendo el Estado”.

“Ese dinero (3,508 lempiras) la familia lo podrá utilizar para cubrir otras necesidades que ellos pueden tener en su hogar, como salud, educación o compra de un vehículo al menos usado”, sugirió.

“Llegar a esta fórmula nos llevó varias reuniones a fin de alcanzar un consenso con el sistema financiero y constructores, a fin de encontrar un producto en beneficio de estas familias de ingresos medios”, comentó.

Amaya aseveró que “Honduras jamás había logrado esta excelente relación con el sistema financiero, constructores y desarrolladores, para brindar la oportunidad de que estas familias sean dueñas de su propia vivienda”.

Explicación

El funcionario comentó que hoy el sistema financiero establece que “el interés para un crédito hipotecario de una vivienda anda en el 12.56%, después de varias reuniones lo logramos bajar a 12%”.

“Sin embargo, el 12% para la clase media sigue siendo una tasa alta, por eso negociamos y se decidió que el Estado cubriría el 3.3% del 12%, con un techo máximo de 2.2 millones de lempiras”, agregó.

“Tenemos planificado bonificar la tasa en 2,000 unidades por año, aproximadamente, para este segmento de vivienda de ingresos medios”, explicó.

Reafirmó que “el interés es de un 8.7% anual y un aporte del Gobierno del 3.3% para un rango de 800,000 lempiras a 2.2 millones”.

“En definitiva, es una gran oportunidad para reducir el déficit habitacional que se registra en el país”, concluyó.

 

Datos:

  • La clase media recibirá una tasa de 8.7% gracias al aporte de 3.3% del Gobierno.
  • 60,000 empleos directos se generarán en cuatro años.
  • 2,000 créditos para vivienda de clase media por año estaría aprobando el sistema financiero.

 

11

Anuncia el Gobierno: El sueño de ser dueño de una vivienda ya está al alcance de la familia joven

06 March 2018

 

Los bancos quieren poner hasta su propio dinero para impulsar los programas habitacionales del gobierno, según el titular de Convivienda, Sergio Amaya.

 

Tegucigalpa, 6 de marzo. El desarrollo de proyectos de vivienda subsidiados por parte del Gobierno es una gran oportunidad para las familias jóvenes que tienen el sueño de ser dueñas de una vivienda.

Así lo aseguraron hoy la presidenta del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), Mayra Falck, y el comisionado presidente de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda), Sergio Amaya.

Mayra Falck comentó que “hoy estamos aquí celebrando de manera especial el tema de la inclusión financiera a través de un ejercicio entre el sector público y privado”.

“Necesitamos que las condiciones del país continúen mejorando y estas buenas noticias que tuvimos los años anteriores también deben seguir para que el país crezca”, indicó la funcionaria este martes.

En la medida que Honduras crezca, expresó, “vamos a tener mejores opciones para lograr estos aportes a la clase media y a la vivienda digna”.

El lema de este programa de vivienda es “el sueño de ser dueño”, pues la idea es que todo el pueblo hondureño tenga acceso a una vivienda digna y en condiciones que le permita poder cristalizar sus deseos, añadió.

Falck dijo que "el año pasado tuvimos condiciones macroeconómicas que permitieron llegar a esta negociación con la banca".

La presidenta de Banhprovi destacó que por primera vez en la historia del país el Gobierno y la banca se sientan para hacer una alianza que permita financiar principalmente la vivienda para clase media.

“Lo que hicimos es que de la liquidez que tienen los bancos podamos financiar la vivienda digna y para la clase media”, explicó.

Facilidades de acceso

Con la agresiva política del Gobierno, las familias pueden gestionar una vivienda de hasta 800,000 lempiras.

Las familias de ingresos medios, es decir, las que perciben hasta 57,000 lempiras mensuales, pueden acceder a viviendas de hasta 2.2 millones de lempiras.

Para las viviendas sociales hay bonos en función de los ingresos, pero también hay una tasa preferencial de 9.7%.

Para las viviendas de clase media hay una tasa histórica de 8.7%, esto gracias a un aporte del Gobierno de 3.3% durante siete años.

Esto significa que si una familia de clase media compra una casa de 1.5 millones, con esa tasa de 8.7% pagará una mensualidad de 11,887 lempiras. Si se pagara a tasa real de 12.5%, la mensualidad sería de 15,395 lempiras.

Esto significa un ahorro, cada mes, de 3,508 lempiras, dinero que cada familia ahora podrá destinar a salud, educación y comida.

Durante un período de diez años, “la persona estará recibiendo un aporte al costo de la casa de 3,508 lempiras mensuales”, reiteró Falck, al subrayar que esta política viene a mejorar la calidad de vida de cada familia.

“Con este modelo financiero que se ha logrado desarrollar con la banca, la familia joven podrá tener acceso a una vivienda, antes le era imposible”, indicó.

“Yo animo a los jóvenes y a las madres solteras a que se apeguen a estas nuevas iniciativas que ofrece el Gobierno", exhortó Falck.

Alianza

Por su parte, Sergio Amaya, comentó que “por primera vez el Gabinete Económico y el sistema financiero se han sentado para llegar a un acuerdo” sobre el tema de la vivienda.

“Y es que ahora son los bancos los que quieren poner el dinero de su propia liquidez para poder financiar viviendas y eso incrementa en cinco o seis veces lo que se venía financiando a través de los fideicomisos del Banco Central de Honduras (BCH)”, afirmó.

Amaña enfatizó que “ahora vamos a tener una alianza en uno de los productos más recientes y por eso el 1 de marzo lanzamos el proyecto de vivienda para ingresos medios, que es para las familias que ganan de cuatro salarios mínimos para arriba, hasta una vivienda de 2,2 millones de lempiras con una tasa preferencial del 8.75%”.

“Eso le genera a la clase media una esperanza, tras el lanzamiento del programa, y los bancos ya están recibiendo muchas solicitudes”, añadió.

También “hay muchos desarrolladores que ya tienen en ejecución proyectos de viviendas valoradas entre 800,000 lempiras hasta 2,2 millones de lempiras”, según Amaya.

Precisó que “hay tres programas; el primero es para la vivienda de extrema pobreza, para personas que ganan de medio salario mínimo para abajo, que son casi donadas; en particular se llevan a cabo en la zona rural”.

“Ese es un programa muy exitoso porque se trabaja con organizaciones no gubernamentales y alcaldías”, dijo.

El titular de Convivienda precisó que “también están los proyectos de interés social, que son para personas que ganan entre medio salario mínimo hasta cuatro salarios mínimos”.

“Pero ahora estamos lanzando el programa que es para la persona que gana entre cuatro salarios mínimos para arriba, con una tasa de interés del 8,7%”, sostuvo.

Amaya expresó que “hemos trabajado fuertemente para concretar la Ley Marco de Vivienda, que dará sostenibilidad a todos los programas impulsados por el Gobierno y que los subsidios sean permanentes”.

“El objetivo es que los desarrolladores y las familias obtengan todos estos beneficios”, agregó.

“Hemos generado este programa de clase media de interés social, el cual ya está disponible en el sistema financiero con un interés anual histórico de un 8,7%”, sostuvo.

El funcionario adelantó que “dentro de los planes de Gobierno para estos próximos cuatro años se promoverá la construcción de unas 10,000 viviendas anuales, lo que en términos de empleos directos significaría alrededor de 44,000 a 50,000 y no se diga la cifra de empleos indirectos”.

“El objetivo es resolver el tema de la vivienda, pero también es generar empleo, lo que ayudará a todos los segmentos de la población a lograr un empleo digno”, añadió.

Datos:

-Aplican a la vivienda social familias con ingresos de hasta cuatro salarios mínimos, para soluciones con un techo máximo de 800,000 lempiras.

-Aplican a la vivienda clase media familias con ingresos superiores a cuatro salarios mínimos para soluciones de 2,2 millones de lempiras, máximo.

-A la fecha, más de 17,000 familias ya han sido beneficiadas con los bonos de vivienda social financiada.

-Los bonos para viviendas unifamiliares van desde 90,000 a 110,000 lempiras. Para viviendas multifamiliares entre 140,000 y 220,000 lempiras. Hay 1,600 millones de lempiras anuales

-Las familias de ingresos medios obtendrán sus financiamientos a tasa de 8,7% y la prima se ha fijado en 10%.

 

12

Históricos beneficios: Cinco claves para entender la agresiva política de vivienda social del Gobierno

05 March 2018

 

 

Tegucigalpa, 4 de marzo. Adquirir una vivienda en Honduras en condiciones de financiamiento nunca antes vistas ya no es un sueño, es una realidad.

La agresiva política de vivienda del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández ha dado un giro absoluto, que no solo beneficiará a las familias de bajos y medios ingresos, sino que también detonará la industria de la construcción y se generarán más de 40,000 empleos.

A través de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda), 17,028 familias de bajos ingresos ya han sido beneficiadas con bonos.

En el caso de los operadores de justicia de bajos ingresos, los bonos son superiores, ya que oscilan entre 100,000 y 130,000 lempiras para viviendas unifamiliares y entre 155,000 lempiras y 235,000 lempiras para viviendas multifamiliares (apartamentos o condominios).

Las familias de bajos ingresos pueden optar a viviendas de hasta 800,000 lempiras (antes el techo era de 600,000 lempiras) y no solo son beneficiadas con este bono, que fue duplicado por instrucciones del presidente Hernández, sino también con una tasa de interés de 9.7% (tasas de mercado eran de 10, 11 y 12%) y 3% de prima (antes era el 5%).

  1. Se aumentaron los bonos

    Una familia con ingresos de hasta 20,336 lempiras antes tenía un bono de 60,000 lempiras, pero este fue ampliado a 110,000 lempiras para vivienda unifamiliar y 220,000 lempiras para vivienda multifamiliar.

Una familia con ingresos entre 20,337 y 30,504 lempiras antes solo tenía un bono de 50,000 lempiras, pero ahora fue ampliado a 100,000 lempiras para vivienda unifamiliar y 160,000 lempiras para vivienda multifamiliar.

Una familia con ingresos entre 30,504 y 40,672 lempiras antes solo tenía un bono de 40,000 lempiras, pero ahora fue ampliado a 90,000 lempiras para vivienda unifamiliar y 140,000 lempiras para vivienda multifamiliar.

En el caso de los operadores de justicia, para estos mismos rangos de ingresos los bonos en vivienda unifamiliar son de 130,000 lempiras, 115,000 lempiras y 100,000 lempiras.

Pero si el operador de justicia de bajo ingreso quiere adquirir un apartamento o vivienda multifamiliar, el bono que recibe es de 235,000 lempiras, 175,000 lempiras y 155,000 lempiras.

Mediante este giro en la agresiva política de vivienda, se incentiva la adquisición de apartamentos en condominios, opción de financiamiento que antes no existía para ninguna familia de bajo ingreso en Honduras.

  1. Se bajan las tasas

    Esta nueva política que revolucionará la industria de la vivienda en Honduras no sería posible si no se redujera la tasa de interés.

En el caso de la vivienda social para familia de bajo ingreso, la tasa con fondos de redescontados se ha fijado en 9.70 por ciento, la cual es baja en relación a las que existían en el mercado, de 10.75 hasta 14%.

Para las familias de clase media, el Gobierno no otorga un bono pero sí una tasa con fondos del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) de 8,7%.

Esta es una tasa histórica y nunca antes vista en Honduras, que finalmente hace realidad el sueño de cada familia de tener una vivienda digna cuyo costo no supere los 2.2 millones de lempiras.

Para poder acceder a esta tasa, la familia debe tener ingresos de hasta 57,000 lempiras, siendo este el requisito para optar al máximo financiamiento de 2,2 millones de lempiras.

  1. Se crea un aporte del Gobierno aplicable a la tasa

    Para que las familias puedan optar a una vivienda de clase media, el Gobierno del presidente Hernández creó un aporte aplicable a la tasa de 3.3%.

Esto significa que el beneficiario pagará la tasa de 8.7% y será el Gobierno quien pague el complemento de 3.3%, para hacer en total una tasa de 12%, que es la que recibe la institución bancaria.

Este aporte de 3.3% se mantendrá por siete años. En el octavo año el aporte a la tasa de interés será de 2.20%; en el noveno año será de 1.10% y de los años 10 hasta el 20 el beneficiario pagará la tasa completa sin aporte.

  1. Se reduce la prima

    Anteriormente los bancos privados exigían el 10% de prima a cada familia de bajo, medio o alto ingreso y en algunos casos, según las políticas de las instituciones, se solicitaba hasta el 20%.

Con la nueva política impulsada por el presidente Hernández, la familia de bajo ingreso deberá aportar únicamente el 3% de la prima y será el Gobierno a través del bono quien facilita el restante 7%.

En el caso de la familia de clase media, la prima queda fijada en 10%, por lo que de ahora en adelante ninguna institución bancaria, nacional o regional, puede solicitar más allá de ese porcentaje.

  1. Se aumenta el techo

    Anteriormente, una familia de bajo ingreso solo podía acceder a viviendas de un precio máximo de 600,000 lempiras, de manera que la vivienda unifamiliar era demasiado básica.

Con la nueva política, el techo se ha incrementado a 800,000 lempiras, lo que permite a cada familia optar a viviendas con estacionamiento, pisos de cerámica, más dormitorios, área verde, entre otras ventajas.

En el caso de la vivienda multifamiliar, la posibilidad de adquirir financiamiento para un apartamento en un edificio de condominios no existía.

Según Convivienda, la proyección de empleos y oportunidades de trabajo para 2018 con estos proyectos, es de 44,800 puestos entre Tegucigalpa y San Pedro Sula.

 

Programa Vivienda Ingresos medios

Tasa de interés 8.7%
Subsidio (tasa) 3.3%
Techo vivienda L.2.2 millones
Ingreso familiar L.57.000 mensual
Familias a beneficiar 2,000

 

Bono para vivienda social (ingreso bajo)
Población general
Valor tope de vivienda: 800,000 lempiras

 

 Bono para vivienda social (ingreso bajo)
Operadores de Justicia (policías, militares, fiscales, jueces, bomberos)
Valor tope de vivienda: 800,000 lempiras

 

Ejemplo 1. Vivienda ingreso medio

Una familia de ingresos medios (57,000 lempiras al mes) que adquiere una vivienda de 2.2 millones de lempiras, actualmente paga una tasa de mercado de 12.56%, es decir, mensualidad de 22,579 lempiras. Con la nueva tasa de 8.7% se pagará 17,434 lempiras, es decir, 5,145 menos.

Ejemplo 2. Vivienda ingreso medio

Una familia de ingresos medios (39,500 lempiras al mes) que adquiere una vivienda de 1.5 millones de lempiras, actualmente paga una tasa de mercado de 12.56%, es decir, mensualidad de 15,395 lempiras. Con la nueva tasa de 8.7% se pagará 11,887 lempiras, es